sábado, 15 de mayo de 2010

La Odisea de la Metamorfosis I


En los años 80 Marvel crea la línea Epic donde los autores podían dar rienda suelta a su creatividad creando una serie de comics para un público más maduro y con historias más allá de los corsés de la continuidad Marvelita. Además permitía a los autores mantener el control sobre sus creaciones. De esta manera los amantes de un comic alejado de las típicas historias de superhéroes de la casa de las ideas acogieron con gran entusiasmo los títulos que se publicaron bajo este sello.

Historias de épica cósmica, de contiendas bélicas , de amazonas futuristas, de crítica social, de ficción histórica e incluso de humor, a destacar en este sentido el éxito que alcanzó un compatriota nuestro como es Sergio Aragonés con su parodia de los comics de espada y brujería “Groo, el errante” .
Después fueron propios personajes de la Marvel quienes en historias diferentes y con dibujos experimentales muy alejados de su estética cotidiana aparecieron en la línea Epic dando verdaderas joyas como el “Elektra Assasin” de Miller y Sienkewicz, el “Estela Plateada, Parábolas” con guión del propio Stan lee” y dibujos de Moebius” o el “Meltdown, Lobezno y Kaos” de los Simonsons.

Es en esta línea editorial donde se incluye la obra que abordamos hoy, de hecho es el primer título que recoge Epic cómics, Dreadstar del guionista y dibujante Jim Starlin.
Jim Starlin era ya uno de los más reconocidos autores de Marvel por sus trabajos en el Capitán Marvel y en Adam Warlock. En ambos títulos Starlin había manejado con una maestría excepcional lo que denominamos como sagas cósmicas. Recordad su saga del cubo cómico donde el amante de la Muerte Thanos se hace con el control del poder del Cubo Cósmico un poder absoluto para un ser que ama a la muerte sobre todas las cosas. Una historia donde Starlin plantea ya temas que le acompañarán durante toda su obra tales como la muerte, el poder absoluto, o la religión.
Tras un periodo en el título Sang Chi del que es cocreador. Pone su genio al servicio de recrear a un personaje como Adam Walock un personaje que se ajusta como anillo al dedo a la concepción épico cósmica que Starlin tiene de los comics. En este título vemos el germen de la temática que luego desarrollará en Dreadstar. Conceptos como la concepción filosófico religiosa de una iglesia al estilo expansionista y política de la Edad Media como es la Iglesia Universal de la Verdad que en la colección de Dreadstar tendrá su paralelismo con la Iglesia de la Instrumentalidad.
En Marvel también publica una obra maestra como es la novela gráfica “La muerte del Capitán Marvel” Quien no haya soltado una lágrima leyendo este comic es que no tiene corazón comiquero. Y por último cierra su concepción cosmogónica del Universo Marvel en su “Trilogía del Infinito”

Pero es en Dreadstar donde Jim Starlin plasma su trabajo más personal. En la revista Epic Ilustrated es donde se edita el primer acercamiento de Starlin al personaje de Dreadstar. Bajo el título de “La odisea de la metamorfosis” Jim Starlin da luz a un comic genial que recoge profundas ideas filosóficas sobre sus temas más referidos y que eleva al comic a un producto para mentes maduras. En este cómic se observan varias influencias. Influencias artúricas, magia y espada unidas para un mismo propósito. También otra influencia de esta historia es la space opera más grande de todas “La guerra de las galaxias”. Magia, caballeros con espadas mágicas, el enfrentarse a un imperio oscuro... Esta influencia se ve en un capítulo que es un homenaje a escenas de las aventuras ideadas por George Lucas. Una nave rápida la “cortaluz” se enfrenta a los cruceros Zygoteos para al final hacer explotar a un Acorazado, nave gigante de los invasores, y lo hace introduciéndose en su interior y haciéndola estallar saliendo ellos del fuego indemnes. Esta escena es calcada a la de la película.
La odisea del infinito parte de la dualidad del bien y del mal representadas por dos razas primigenias de la Vía Lactea. Los Zygoteos y los Orsiros. Los Zygoteos representan el mal. El triunfo de una elite que como unos parásitos viven de los demás como unos verdaderos vampiros que se alimentan de la vida de toda una galaxia. Una crítica al sistema económico liberal donde unos pocos se sirven del trabajo y de la producción de la inmensa mayoría. Una oscura plaga que se extiende por la galaxia, infectando cada planeta que conquistan. Los Zygoteos forman un ejercito de mercenarios tan eficaz y tan bien armados que cualquier resistencia es inútil. Una vez conquistado el planeta es esquilmado hasta su total desaparición. Quiénes son o de dónde vienen es un secreto que no es revelado durante hasta el final de la historia. Sólo sus actos hablan por ellos. Una maquinaria de conquista y destrucción que amenaza con acabar con la vida en la galaxia. Los Zygoteos son una raza oscura relacionada con la fría tecnología. Tecnología que le permite la superioridad en la guerra. Una civilización militarista con tendencias espartanas. Donde prima el poder sin importar las consecuencias morales de unos actos genocidas. El genocidio por el genocidio sin más motivo ni más fin que la destrucción. El mal por el mal.
Enfrentados a ellos encontramos a los Orsiros padres de todas las demás razas de la galaxia, una civilización con apariencia influenciada por la estética egipcia. Esta raza aúna una gran tecnología con unos conocimientos míticos que les dan un gran poder. Durante cientos de años observaron los horrendos crímenes de los Zygoteos, sin actuar sin buscar una confrontación con ellos. Sólo observaron, y quizás fue ese su error, y en la indiferencia con la que trataron al enemigo tuvieron su castigo. Los Orsiros eran filósofos místicos que habían alcanzado la inmortalidad y que dominaban tecnología y magia a la vez. No se enfrentaron a los Zigoteos hasta que la confrontación era inevitable ya que estos querían conquistar Orsiros. La guerra entre estas dos potencias comenzó. Una guerra más allá de lo que podemos concebir. Sólo el primer asalto duró más de 500 años. La guerra tuvo como resultado la victoria Orsirea. Pero los Orsiros sabían que sería sólo una victoria provisional. Sus poderes místicos le permitían profetizar el resultado de la guerra y todos los futuros auguraban la derrota de Orsiros y el triunfo de los Zygoteos.

La lucha entre el bien y el mal se decantaba hacia el bando de la oscuridad. Pero qué futuro le aguardaba a la galaxia o al propio Orsiros. Primero una esclavitud en cuerpo y mente para acabar con una muerte lenta pero segura.
Este oscuro porvenir no fue aceptado por esta raza, sino que decidieron emplear los recursos que aún tenían para preparar la derrota de los Zygoteos en el mismo instante de su victoria. Enfocaron todo su poder en un plan que, aunque costara miles de años, tendría como fin la destrucción de la Galaxia entera a través de un objeto místico denominado el Cuerno del Infinito. Este aparato traería la muerte a toda una galaxia, la destrucción total pero libraría al universo de la plaga de los Zygoteos.

Para ejecutar ese plan se eligió a Aknaton un Orsiro con la misión de preparar el Apocalipsis, para ello el plan concebía que tres personas especiales deberían hacer sonar el cuerno y provocar el armagedón. La muerte como ya hemos comentado es una constante en la obra de Starlin, pero no el concepto de muerte como tal sino a escala cósmica. Este exterminio hace que nos asalte las terribles consecuencias morales que tuvieron que afrontar los Orsiros. Elegir entre una desaparición de la vida en la galaxia lenta y agónica o una explosión purificadora que eliminara a victimas y verdugos a la vez. Con esta carga fue con la que tuvo que portar Aknatón.
Aknatón elaboró con minuciosidad el plan a desarrollar después de la creación del arma definitiva quedaba por crear quienes la empuñarían. En diferentes razas de la galaxia introdujo modificaciones que tuvieran como resultado los sujetos que soplarían el Cuerno del Infinito. Además fabricó un arma de inmenso poder una espada que dejó en un helado planeta para que alguien un “elegido” la encontrara, influencia artúrica más que evidente. Puesto en movimiento los engranajes de su plan los Orsiros esperaron que los acontecimientos se desarrollaran tal y como ellos habían profetizado. Cien mil años tardo el destino en cumplirse. Y aquí aparece el héroe que encontró la espada de poder que creó Aknatón. Vanth Dreadstar. Cual Arturo y Merlín, Aknaton y Dreadstar unen la magia del uno y la espada del otro. Para llevar a cabo la extinción total de la Vía Láctea.
Tres seres especiales nacidos de la semilla que plantó Aknatón. Cien mil años antes. Juliet, una adolescente americana; Whis´par, una mujer-mariposa y Za, un ser simiesco que ha abandonado el canibalismo de su especie porque se ha convertido en un ser racional ( cosa que el mismo ve como una maldición en lugar de una bendición).
El viaje de reclutamiento de estos seres forman el núcleo de “La odisea de la metamorfosis”. Un viaje en el que ya vemos un adelanto de lo que será el desenlace final en lo que le ocurre a la Tierra.
La culpa por lo que va a ocurrir y la conciencia moral del genocidio es arrastrada por todos los componentes de esa compañía que traerán la destrucción final.
Pero hablaba de la culpa y ese es el último desenlace de “La Odisea de la metamorfosis” El plan de Aknatón es llevado a cabo hasta sus últimas consecuencias y esas consecuencias son que Dreadstar lo matase como castigo por su crimen estelar. Pero esa muerte, calculada de antemano, no llega en el momento de la explosión que acaba con la galaxia, sino que ocurre tras un viaje por el espacio y el tiempo, tras recorrer 5OO.OOO años luz y haber transcurrido un millón de años Dreadstar y Aknaton llegan a la Galaxia Empírica donde Vanth según Aknatón hallará su destino.

Y ese es el comienzo de lo que se convertiría más tarde en la colección de Dreadstar. Una colección que recomiendo aunque para mi gusto no alcanzó el nivel que Jim Starlin había alcanzado con “La odisea de la metamorfosis”.
Antes de convertirse en colección mensual las aventuras de Dreadstar se extendieron en dos novelas gráficas continuación de su primera obra: La odisea de la metamorfosis II y III. Obras que reseñaré en un futuro post que complementará este que aquí termino. La Vía Láctea ha desaparecida entre el fuego de la guerra, qué ocurrirá con la Galaxia Empírica. Cuál es el destino de Vanth Dreadstar. Seguimos en "La Odisea de la metamorfosis" II y III.

2 comentarios:

Cromiuss dijo...

Siempre sorprendes ¬¬
Me pregunto, ¿Te queda algun comic publicado por leer? XD

Rafael Jiménez dijo...

Gracias Kuma por el comentario. Y tanto que me quedan comics por leer de hecho tengo una pequeña deuda con el manga, que aunque he leido, me gustaría conocer más a fondo y para ello espero que me ilumines el camino Sensei XDDDD.

Publicar un comentario