sábado, 8 de mayo de 2010

¿Spiderman?



Inauguro esta nueva sección sobre “Los héroes olvidados” con un artículo sobre uno de los personajes más variopinto que ha parido el genero de superhéroes The Spider o Spiderman o como fue más conocido en España como Flierman. Este personaje fue creado por E. G. Cowan para la revista “Lion”. Esta revista era editada por IPC editorial británica propietaria de otros míticos títulos como: Mytek, Zarpa de Acero, Nelly “ojo mágico”, o el Robot Archie. Estos personajes fueron contemporáneos de la Silver Age estadounidense. Mientras los personajes de la Marvel o DC deslumbraban con sus coloristas y deslumbrantes historias en IPC nos encontramos con personajes oscuros con un grafismo convulso, confuso y a veces desgarbado y unas historias bizarras y delirantes fruto de guionistas como Tom Tully o un desconocido y sorprendente Jerry Siegel, padre de Superman.


Y el mayor exponente de estos títulos fue Flierman, de aquí en adelante me referiré a él con el nombre con el fue conocido en España. A primera vista lo primero que te preguntas es “¿Qué hace el Señor Spock en un comic y con esas ropas?” porque en apariencia Flierman es el vivo retrato de Spock orejas puntiagudas, pelo a lo Bela Lugosi, cara enjuta, dientes afilados, vale Spock no tenía los dientes así, pero por lo demás podría pasar por un hermano gemelo del Vulcaniano. Embutido en un traje negro y con una arnés y unas pistolas que le permiten disparar unos cables a modo de tela de araña que utiliza en la misma forma que el popular lanzaredes de nuestro tradicional trepamuros, Flierman nos cuentan la historia de un personaje asombrosamente asombroso.
En un principio Flierman no es un superhéroe al uso sino que entraría más en la acepción del villano. Sus motivaciones son las de convertirse en el rey de los criminales y para ello se hace con los servicios de sus dos secuaces Roy Ordini, un experto en reventar cajas fuertes como representante del arquetipo de típico hampón, y al Profesor Pelham como ejemplo de genio loco con esta peculiar banda se autoproclama monarca del pillaje y los bajos fondos y eso nos da un rasgo de su tan peculiar personalidad su desmesurado y a veces grotesco ego. Su visión de si mismo como el más grande de los villanos y de su superior inteligencia despreciando continuamente a todo ser vivo que se pasea a su lado hace que Flierman sea un personaje desagradable un autentico ser despreciable y cargante pero que a la vez te atrae. Te repele y cautiva por igual.



Los villanos o mejor dicho sus rivales por el trono de malvado supremo son de los más inverosímiles el Doctor Misterio, el Hombre Espejo, el emperador androide... Pero si hay dos enconados outsiders estos son los dos los detectives Trask y Gilmore que dedican todo su tiempo y esfuerzo a perseguir a Flierman y llevarlo a la justicia.
Cuando Siegel se hace con la colección la vieja gloria del comic USA despliega todo una demente trama que página tras página no hace más que enloquecer y cual episodio de “Perdidos” hace que la historia cambie y tome rumbo distinto cada dos por tres.
La época de Jerry Sieger con el personaje es hilarante y totalmente inconexa con flashbacks que utiliza como le viene en gana para explicar situaciones estrambóticas. Como la batalla entre Flierman y el Bandido del Espacio, un extraterrestre multiforme que se transforma en los principales bandidos de la historia de la humanidad. Lo que ocurre en este episodio nos hace sospechar que bien la salud mental de Siegel era muy delicada o tendría algún problema con sustancias psicotrópicas. Porque que la historia pase de un extraterrestre multiforme se lié a mamporros con unos muelles o transformándose en un en un Pegaso parlante a una invasión de seres marinos que con la ayuda del extraterrestre cambiado en un bello caballero por acción de unas burbujas especiales de Flierman repelen cuando de nuevo aparece otra invasión esta vez desde el espacio, invasión que es rechazada por el extraterrestre porque considera a la Tierra como su coto de caza particular, a todo esto aparece el Doctor Misterio en un dinosaurio ¿Qué cómo acaba esto? Con el alienígena convertido en pasto de unos dinosaurios cuando este se había convertido en serpiente gigante. Esto sólo es un ejemplo de las aventuras de Flierman, para acabar en un sanatorio mental o troncharte de risa con ello.
Durante sus aventuras cambia y de villano se convierte en superhéroe, pero no por un profundo cambio interior de convicciones, no por un proceso evolutivo de su mentalidad sino simplemente por “Si la humanidad no sabe defenderse de la delincuencia lo haré yo”. Eso en un plis plas, de una viñeta a otra.



Otro punto hilarante de esta serie es la relación entre Flierman y sus secuaces, una relación en la que son humillados, maltratados, insultados, vejados, y que una vez tras otra deben alabar el ingenio criminal de su jefe. Pero en el fondo lo que desean es que le den una buena tunda a Flierman y les libren de su adorado líder. “Un día le metere una bala en el corazón” es lo que le comenta Ordiní a su compañero de fatigas Pelham. De hecho en el capítulo “ Guerra en la banda” el villano que enfrenta nuestro héroe y que responde al risible nombre del Hombre Mofeta resulta ser el mismo Ordini. El lector no puede por menos sentir lastima por estos dos personajes.
En el apartado artístico tenemos a un enorme Regg Bunn que plasma como nadie las surrealistas ideas de Siegel. Dándole al dibujo una forma definida y reconocible. Lo mejor de este dibujante es como se adapta a lo que el guionista pide de el.
Para despedirme que se puede decir de un cómic donde un supervillano derrota al héroe que debe ser trasladado a un hospital con el arma más inverosímil de todas...¡¡ Una piel de plátano !! Pues eso, sin palabras.



Como tributo un monstruo del comic británico ha rendido en varias ocasiones tributo a este héroe en sus obras. En su "Capitan Britania" un robot asesino de superhéroes mata a todos los supereres de una dimensión paralela y en una de las tumbas se puede ver la inscripción de "Flierman". En otro de sus comics "Albión" se observa en una celda de alta seguridad a Flierman, sin asegurar claro está que fuera el.



Un rumor se extiende por la red que dice que se va a publicar de nuevo en España el material de este personaje, no ducéis a por él. Seréis los segundos ya que yo estaré un paso por delante de vosotros.

5 comentarios:

Cromiuss dijo...

La verdad es que a veces me pregunto como conoces algunos comic tan raros y de donde sacas tiempo para escribir estos artículos.

Un consejo como antiguo editor/sufridor de tus artículos, cuando los termines, antes de publicarlos léetelos cuatro veces por lo menos, que se cuelan errores y por dios, usa los salto de línea y separa por párrafos, aunque este ultimo no esta muy peor. : P

Rafael Jiménez dijo...

Antes que nada gracias por el comentario. Da un subidón que no veas ver que alguien ha leído tu artículo jejejeje. Y sobre los concejos me los iré apuntando y en la medida de lo posible corrigiendo los fallos. Lo dicho gracias y espero que sigas por estos andurriales comiqueros, espero sorprenderos con nuevos artículos. Un fuerte saludo emperador del infraforo XDDDD.

rata Guilletron dijo...

Yo tuve varios cómics de Flierman y es cierto que fascinaba pero al mismo tiempo era muy inquietante, al contrario de las historias de Marvel donde todo tenía más sentido. Me alegro de haber descubierto que no era cosa mía.

Lek dijo...

Yo era lector de Spiderman, Kelly ojo mágico, Mytec el poderoso y de Zarpa de acero y a mis diez-doce años me encantaban.
Pasó el tiempo y cuando hablaba de Spiderman todos me remitían al personaje trepa-paredes de Marvel, nadie conocía a ningún otro. Me dio la sensación de que lo había soñado ... hasta que apareció internet y puede ver que aquel personaje fue de verdad Spiderman.

Carlos S dijo...

Vaya lo que me ha costado encontrar información de este Superhéroe/Supervillano/Superpirado...
Yo era un crío cuando cayó en mis manos un cómic de Línea85 con este personaje aún en su época de supervillano y joder no entendía nada pero al mismo tiempo veía que con Pelham y Ordini formaba un "trío calavera" de mucho cuidado.
Después un tomo recopilatorio con varias aventuras que precisamente incluía el cambio de "malo" a "bueno" y la invasión del extraterrestre con un ego tan desbordante como el de Flierman.

Para rematar, al final del tomo metieron por toda la cara un ejemplar de Zarpa de Acero, del cual he descubierto recientemente que el dibujante era español.

Desde luego eran cómics muy diferentes a los de Marvel y DC

Publicar un comentario